jueves, 16 de febrero de 2017

Morir por tu fe, una realidad en Pakistán


Quemados vivos por su fe en Cristo

Shahzad y Shama eran un matrimonio pakistaní de 26 y 24 años, respectivamente, y padres de cuatro hijos. Eran cristianos y, por ello, eran considerados ciudadanos de segunda... Fueron acusados injustamente de blasfemia (descubre por qué) y llevados a la fábrica de ladrillos donde ambos trabajaban. El martes, 4 de noviembre de 2014, después de dos días de secuestro y torturas, fueron arrojados vivos al horno de ladrillos.

Ayuda a la Iglesia Necesitada sostiene a la Iglesia en Pakistán con proyectos de construcción y protección de templos, formación de catequistas y sostenimiento de sacerdotes y religiosos, por valor de 600.000 €.
¡Ayúdales!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada