sábado, 7 de enero de 2017

“El Testimonio es lo que atrae”


El Papa Francisco recibió esta semana, en audiencia, a 800 participantes del congreso promovido por la Pastoral vocacional de la Conferencia Episcopal Italiana, con el lema “Levántate y anda”. En su discurso, el Santo Padre recordó cuando Pedro es liberado de la cárcel por el ángel y llega a la casa de unos cristianos que no le abren, señalando que estos estaban rezando por él, pero tenían miedo que fuera un fantasma y preferían cerrar las puertas.

“Me pregunto cuántos jóvenes, muchachos y muchachas hoy sienten en el corazón ese ‘levántate’ y cuantos curas, consagrados, monjas, les cierran las puertas. Es necesario rezar, pero con las puertas abiertas”, dijo el Papa, y recordó el evangelio “Ven conmigo y verás donde vivo”, porque nadie puede entrar con las puertas cerradas.


El Santo Padre recalcó una mayor acogida, en particular para los jóvenes, porque “hacen ruido”. “Si queremos vocaciones, puerta abierta, oración y clavados en la silla para escuchar a los jóvenes. Y si son fantasiosos, hay que hacerlos aterrizar, confesarlos aunque repitan siempre las mismas cosas, hacer que se sientan en casa”, dijo.

El Pontífice también señaló que es necesario inventarse acciones pastorales que los involucren, y que estas cambian con el tiempo. Pidió además no olvidar que la inquietud que ellos tienen “es una gracia de Dios”.


Otro punto es el testimonio, porque si bien el joven siente una llamada del Señor, esta es concreta y la mayoría de las veces es: “Yo querría volverme como aquel o como aquella”. Al concluir les recordó que a ellos les llevó a ser sacerdotes, monjas, o laicos que trabajan en la Casa del Señor, no la gente que busca seguridad, que cierra las puertas, que aburre a los jóvenes, que no tienen tiempo, sino aquellos que dan “un testimonio grande”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada