domingo, 22 de enero de 2017

“Cristo nació entre los hombres para Salvarnos del pecado”


El Arzobispo de Lima, Cardenal Juan Luis Cipriani Thorne, celebró la Santa Misa en la Basílica Catedral de Lima con la participación de la comunidad quechua hablante residente en la capital. En su homilía, el Arzobispo, recordó a los fieles que Cristo nació entre los hombres para salvarlos del pecado del mundo. “Cuando Juan Bautista está en el río Jordán, el ve venir a Jesús y dice: “Este es el cordero de Dios que quita el pecado del mundo”. El primer mensaje de para qué viene Jesús a visitarnos es que viene para quitarnos el pecado del mundo”.



El Cardenal Juan Luis Cipriani, también señaló que lo único que separa a las personas de Jesús es el pecado. “Jesús es el cordero de Dios, el único que salva es Cristo. Ante todo buscamos a Cristo y Cristo tiene una sola finalidad: quiere salvar. Salvar de las enfermedades, de los problemas, quiere salvar la familia, viene a ayudar; pero para eso me dice Jesús: “lo que más separa al pueblo de mí es el pecado”. El pecado de no cuidar el propio matrimonio, del robo y de la mentira; entonces, Jesús quiere lavar tu alma, quiere sanarte de esa inclinación que te lleva a la cólera y que te lleva a pelear”, dijo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada